Javier Arrés y el criptoarte.

El pasado 18 de Noviembre tuvo lugar nuestro diálogo con profesionales, en esta ocasión nuestro invitado fue Javier Arrés, uno de los mayores artistas que hay en la actualidad en lo que a criptoarte se refiere.

Formación:

Diplomado en Diseño Gráfico y produccion multimedia.

Biografía/Trayectoria profesional/Premios y reconocimientos:

Javier Arrés (1982 -Motril-España) es uno de los mas reconocidos criptoartistas a nivel mundial y máximo exponente español, ganador de la London Art Biennale 2019 y el Illustrator People Choice Award Creativepool 2017 entre otros galardones.

Andaluz con base en Granada es conocido por sus trabajos hiper detallados, sus ciudades y máquinas intrincadas y sus Visual Toys, gif-arts imposibles de fantasía.  Entre sus clientes estan los mas importantes coleccionistas asi como The New York Times, La NFL, Corriere della Serra y más. Forma parte de la galeria Makersplace donde el total de sus obras vendidas supera el millon de dolares.

Javier siempre ha estado interesado en los paisajes industriales, recordando modelos de ciudades en miniatura y los clásicos juegos de Sim City como algunas de sus primeras influencias.

Desde entonces, su intrincado trabajo le ha atraído la atención de clientes como la NFL y The New York Times, así como numerosos premios, ganando recientemente el primer premio en la categoría “Work on Paper” en la Bienal de Arte de Londres 2019.

¿Qué es el criptoarte?

Se trata de una nueva vertiente creativa que se centra en la producción de arte digital, pero asegurando su autenticidad bajo la tecnología blockchain, una cadena de bloques cifrados y descentralizados que no dependen del control de un tercero sino del manejo de los propios usuarios. El caso más paradigmático es el de las criptomonedas, cuyo fin es económico. Sin embargo, en el mundo del criptoarte se utiliza este sistema para la adquisición de una autoría entre dos personas: la A y la B.

¿Cómo funciona el criptoarte?

El camino de esta disciplina comienza cuando un artista transforma su trabajo en criptoarte, es decir, llevando su obra a un mundo paralelo y virtual. Tras el proceso, esa creación queda protegida y encriptada y de ese modo se garantiza tanto su autenticidad como la autoría de la misma. ¿Qué ocurre cuando alguien compra una pieza de Criptoarte? Que compra algo no material. Es decir, no es como quien va, por ejemplo, a la Feria de Arte ARCO y paga millones por una obra que se lleva a su casa después de esa exposición.

Os dejamos un videoresumen de lo que fue el evento con Javier. Aprovechamos para invitaros a que visitéis también nuestro canal de Youtube.